Se fundó a principios del siglo XVIII, en la anteiglesia de Etxano, población que hoy integra el municipio Amorebieta-Etxano, a cierta distancia del núcleo central.

 

El 27 de mayo de 1712 se firmaron las escrituras entre la orden carmelitana y los señores de Larrea, quienes quisieron a los carmelitas al servicio de la iglesia que habían edificado frente a la Casa-Torre o Palacio de su apellido, y a beneficio de los feligreses de la barriada.

La iglesia actual, dedicada a san Juan Bautista, santo patrono del fundador, estuvo terminada en 1704, pero por lo menos una ermita anterior databa de mediados del siglo XVII. En 1724 se había terminado la construcción del convento. En 1766 se concedía la donación de la iglesia para el culto y los carmelitas dieron un tinte carmelitano al Santuario con la construcción de tres altares, a S. José, a Sta. Teresa y a la Virgen del Carmen. Fue finalidad asumida en la fundación la enseñanza cristiana y la atención espiritual a los fieles del lugar. Larrea se convertirá así en centro de irradiación y de atracción.

En la exclaustración de 1835, el convento de Larrea tuvo una solución especial: el dueño del Palacio de Larrea hizo valer sus derechos de patrono y consiguió mantener una comunidad de carmelitas.

En 1876 se restablece plenamente la vida carmelitana, siguiendo la restauración del Carmelo que ocho años antes se había iniciado en Markina gracias a los religiosos que habían tenido que emigrar a Francia. En este tiempo se traslada la imagen de la Virgen del Carmen desde un altar lateral a la hornacina central del retablo mayor.

 

La actividad pastoral y la predicación por los pueblos de Bizkaia es ahora más intensa que en la época anterior. Sobre todo, en esta segunda etapa Larrea va a tener un nuevo destino. Es casa noviciado, de formación de los jóvenes religiosos, que llevarán nueva savia a las casas y provincias que se restaurarán o fundarán en el propio país, en la Península Ibérica, en América, India y África. En los cerca de cien años que duró el noviciado, hasta 1970, se acercan a 3.000 los jóvenes que iniciaron la vida carmelitana en esta casa.

Para la formación humanística de los aspirantes tanto al clero secular como regular, comenzó a funcionar en 1907 una Preceptoría en los locales del convento. Posteriormente, la comunidad tuvo la oportunidad de comprar el Palacio Larrea, y en él, con una ampliación, se instauró en 1920 un Seminario Carmelitano (a la vez que una escuela primaria para niños del contorno), que duró hasta que en 1933, por intervención y ayuda de la comunidad de Larrea, se inauguró un nuevo Seminario en el centro de Amorebieta.

Buscando nuevos cauces de pastoral, nació en 1931 la revista vasca Karmengo Argia, que, tras la prolongada interrupción debida a la guerra civil de 1936, resurgió como Egutegia y más tarde como Karmel. Junto a ella, se publicó un tiempo la revista de poesía Olerti y se editaron numerosas obras vascas de carácter religioso y cultural.

 

Larrea es actualmente santuario mariano de pleno derecho. La imagen venerada fue coronada canónicamente en 1968. En 1972 el Obispado encomendó a la comunidad la parroquia de Etxano, y en 1974 la misma iglesia de Larrea se erigió en sede parroquial.

para ponerte en contacto con el desarrollador de esta web,

para alguna duda o sugerencia:

 

webmaster@larreasantutegia.com